Blogueras Amonas

Amonas

Amonas

Las amonas en nuestra sociedad no se jubilan. En muchas familias son imprescindibles para que la cosa funcione. No es de extrañar. Según los últimos datos del EUSTAT, más de la mitad de las mujeres ocupadas -el 55,4%-, además de su dedicación al trabajo remunerado, dedican también 5 horas o más al día al cuidado de los menores. A su vez, casi la mitad de los hombres ocupados -el 45,1%- colabora con menos de horas atendiendo al cuidado de sus hijos e hijas. Y con la precarización que ha traído la crisis, las familias echan mano de las amonas cada vez más, un trabajo oculto que no cuenta ni social ni económicamente.

 

La profesora mexicana Graciela Hierro (1928-2003), experta en edadismo, critica en sus investigaciones la violencia moral que se ejerce contra las mujeres mayores, un tipo específico de agresividad que no se representa necesariamente por la violencia física. “Se trata de violencia simbólica en el sentido de falta de respeto a la dignidad de la persona; el desconocimiento del valor humano, la libertad, la autonomía y la decisión propia, así como por no reconocer una labor de determinados años de productividad”.

 

plazfeminista_amonakEl fundamentalismo juvenil, impulsado por la sociedad consumista, estigmatiza el cuerpo y la actividad social de las mujeres mayores. Toda marca que deje la vida es considerada fea, inaceptable y vivimos en una guerra contra la naturaleza de nuestros propios cuerpos. Todo lo que lo aleje de la perfecta potencia física y material es considerada una enfermedad y por tanto medicalizada.

 

La capacidad de transformar la realidad que puedan tener las mujeres mayores procederá de aquellas que, según Graciela Hierro, se hayan preparado para la vejez construyéndose una vida propia: educarse para ser una persona con autonomía moral. Conocerse, aceptarse y amarse.

 

Las hijas del futuro no dispondrán de las amonas de hoy. Afortunadamente, las amonas van siendo mujeres autónomas con intereses diversos y vidas activas que no tienen ni tiempo ni ganas de ayudar full-time a sus hijas e hijos en las tareas familiares. Las familias, la sociedad y los gobiernos tienen que tomar nota de ello.

 

Itziar Elizondo

Author: plazfeminista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>