Hausnarketa La violencia sexual como arma de guerra

La violencia sexual como arma de guerra

La violencia sexual como arma de guerra

He leído estos días las noticias sobre la liberación de algunas de las mujeres secuestradas por Boko Haram en Nigeria. El horror del relato de esta violencia extrema de asesinatos, agresiones sexuales brutales, tortura y humillación me deja abatida. La violencia contra las mujeres ha estado presente en casi todas las guerras que en el mundo han sido como un tremendo instrumento para generar terror individual y colectivo. Durante la Segunda Guerra Mundial tenemos los ejemplos de las violaciones masivas de mujeres alemanas por parte del ejército soviético o el secuestro de miles de mujeres coreanas para ser esclavas sexuales al servicio de los soldados japoneses. Sin embargo, este tema empezó a visibilizarse y a ser objeto de interés y preocupación pública como consecuencia del brutal impacto de los conflictos de Ruanda y los Balcanes. Una y otra vez el cuerpo de las mujeres es un escenario de sometimiento, de control, de ocupación y de tortura.

1.neskak nigeriaEn todo caso siempre me ha maravillado cómo muchas de esas mujeres sobreviven, se recuperan, se reconstruyen, se vuelven a poner en pie y siguen adelante en sus vidas. A mí me gustaría que los medios nos contaran también eso, que esas mujeres no son víctimas pasivas y silenciosas sino que organizan respuestas para su propia supervivencia y la de sus comunidades.

Arantxa Elizondo 

Author: plazfeminista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>